EL Bosque
©Hertha Hurnaus

 

Austria es un país predominantemente boscoso y que ama a sus bosques. La relación entre el bosque y el hombre ha sabido alcanzar en Austria un valioso estadio de simbiosis entre ellos y un alto grado de equilibrio entre el aprovechamiento razonable de los recursos naturales y el desarrollo económico sostenible. 

La industria austriaca de la madera supone así un magnífico ejemplo de sostenibilidad, de productividad, cuidado con el entorno, alta calidad y de cuidadosa gestión de los recursos y los procesos productivos.